5 consejos para ordenar tus finanzas personales

¡Bienvenido a la vida adulta! Donde te esperan tu salud, las responsabilidades sociales y tus finanzas personales.

No podemos ayudarte con tu salud o tu vida social, pero sí podemos presentarte un par de consejos para controlar y mejorar tus finanzas.

¿Cuántos no nos comprometemos cada año a ahorrar, invertir, dejar de gastar descontroladamente y administrar mejor nuestros ingresos, pero casi siempre terminamos igual?

La gente que puede ahorrar, llevar registro de sus cuentas, y gastar inteligentemente tiene algo en común: es organizada.

¿Quieres conocer algunos métodos sencillos para administrar mejor tus gastos? Te contamos cómo con estos 5 consejos:

Haz un registro de gastos

Ya sea en un bullet journal o una wallet digital, la idea es que sirva para controlar tus finanzas personales.

Funcionan muy fácil: sólo pones tus ingresos mensuales y registras en tu cuaderno o desde tu celular los pagos fijos (renta, servicios, transporte, etc).

Luego, al momento de realizar algún gasto extra, lo vas ingresando a la lista, como una salida al cine, un neumático roto o un nuevo pantalón.

 

 

Reduce el uso de efectivo

Sí, es en serio. El uso de monedas o billetes es la forma más sencilla de perder el control de tus gastos.

Usar el efectivo con frecuencia resulta en dos situaciones:

  1. Gasto excesivo en cosas pequeñas e innecesarias, y
  2. En no poder recordar a dónde se fue tu dinero.

Así que lo recomendable es dejar una cantidad fija de efectivo por semana, para gastos emergentes o situaciones cotidianas, y utilizar más el pago electrónico.

Cocina más

Parece descabellado, pero una de las fugas de dinero más impactantes es la comida callejera.

Ya sea un restaurante, comida rápida o una fonda, muchos de estas visitas pueden evitarse si organizas tu tiempo y tu alacena.

Realiza una planeación semanal de alimentos y, cuando hagas las compras de despensa, considera estos planes.

Verás que al comer más de lo que hay en tu refrigerador, empezarás a ahorrar tu dinero.

Pagos inteligentes

La utilidad de las tarjetas de crédito no está en discusión, pero debes tener especial cuidado en qué tipo de cargos realizas.

Lo que no es conveniente poner en tu tarjeta:

  • Compras emergentes y descontroladas, como un deseo por comprar helado y chocolates.
  • Pagar otra deuda.

Esto sólo genera un efecto de bola de nieve que rebasará tus ingresos.

Se recomienda usar tu tarjeta para:

  • Pagos grandes, a plazos y sin pagar intereses.
  • Gastos fijos como gasolina o despensa, sobre todo si tienes un sistema de “puntos” como recompensa.

Al final, si tus pagos están controlados y a tiempo, obtendrás dinero extra por usar tu tarjeta cada mes.

Reflexiona antes de seguir un impulso

Este es precisamente el punto de quiebre de muchas finanzas personales: el consumo impulsivo.

No es que no debas darte gustos ocasionales, es que debes reflexionar antes de hacerlos.

Haz un balance instantáneo entre tus gastos y el dinero que te queda, para resolver si puedes pagar esa chamarra o esos auriculares nuevos.

Piensa en el mantra más útil en los tiempos modernos: ¿lo necesito? ¿qué pasará si no lo tengo? ¿puedo pagarlo justo ahora?

 

Lo sé, para eso trabajamos. Para darnos alguno que otro lujo y disfrutar la vida. Y tienes razón.

El problema viene cuando tus gastos se vuelven un estrés y tus finanzas son una preocupación constante.

Para poder disfrutar plenamente tu dinero, tienes que organizarlo. Así que prueba alguno de estos consejos y anímate a tomar el control de tus finanzas personales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *