¿Debo pagar los minutos extra a mis trabajadores?

Últimamente ha circulado en las redes y en las páginas de diversos periódicos la resolución 107/2018, de la Suprema Corte de Justicia.

Este criterio dicta que todo el tiempo excedente a la duración de la jornada laboral, ya sea minutos, fracciones de hora u horas, son acumulables y deberán ser pagados al trabajador[1].

Esto ha generado mucha confusión en las PYMES, pues desconocen cómo deberán realizar sus mediciones y sus pagos. Algunos tienen incertidumbre y otros molestia pues, alegan, los minutos extra a la salida no siempre se laboran.

Por ejemplo, algunos trabajadores terminan su jornada a las 7 en punto, pero recogen sus pertenencias, se despiden y luego checan su salida a las 7:05. Efectivamente, esos minutos no estuvieron a disposición de la empresa. ¿Deben pagarse?

Hemos preparado este artículo para ayudar a aclarar estas dudas:

Entonces ¿los minutos son pagables?

No. Los minutos no son pagables. Lo que es pagable es la hora extraordinaria de trabajo.

En México tenemos regulado el pago por jornada diaria[2] (salario mínimo)[3].

Ergo, la jornada diaria será la medida base del cálculo. Si el salario semanal se divide entre las horas que el trabajador labora semanalmente (48, 45, 42, 38, etc.) obtendremos el pago proporcional  por hora ordinaria.

Sueldo semanal: Jornada semanal: Percepción por hora:
$4,500 45 horas $100

Esta unidad de medida será la base para calcular el pago que corresponde por hora extraordinaria. Es decir, no se cuentan los minutos, se cuentan las horas extra.

Entonces, los minutos NO son pagables, solamente se pagará cuando, al acumularse estos, lleguen a formar una hora.

Usted no paga por 15, 10, 25 o 48 minutos extra en la hora de salida: usted pagará únicamente cuando se acumulen 60.

A esto se refiere la Corte con que “el tiempo será acumulable”.

 

¿Tengo que pagar por todos los minutos del mes?

No. Tampoco funciona así: la suprema corte determinó que el cálculo sería SEMANAL.

Es decir, los minutos se acumulan por semana y, si al final de esa semana laboral, los minutos extraordinarios no llegan a 60, entonces no configuran una hora. Por lo tanto, no serán pagables.

De acuerdo con lo resuelto en la ejecutoria de la Corte, los minutos deberán sumarse por semana. Sólo si forman horas completas se condenará a su pago, ya sea doble o triple, según corresponda.

 

¿Qué puedo hacer como empleador?

  1. Establecer un sistema de registro de entradas y salidas.
  2. Tener contrato individual de trabajo que estipule hora de ingreso y fin de la jornada.
  3. Determinar mediante contrato o reglamento cómo y cuando se laborarán horas extraordinarias.

La regla de oro, como siempre, sigue siendo un contrato bien elaborado. Y, por supuesto, apoyarse de los sistemas de supervisión y tecnología.

Las condiciones laborales, entre más detalladas, menos problemáticas serán.

[1] https://sjf.scjn.gob.mx/SJFSem/Paginas/DetalleGeneralV2.aspx?ID=2017475&Clase=DetalleTesisBL

[2] Artículo 58, 61, Ley Federal del Trabajo.

[3] Artículo 66, 67 y 83, ibídem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *